Variedad en alimentación y habitats

 

La clase Acarida son un grupo biológico que comprende a los ácaros y las garrapatas, los cuales han adquirido gran relevancia, inclusive a permitido que se desarrolle una especialidad en el campo de los arácnidos dedicada al estudio de estos, llamada Acarología.

 

Las especies conocidas como ácaros, miden menos de 1 mm de tamaño, pero las garrapatas alcanzan tamaños hasta de 3 cm de longitud. Pertenecen al grupo de los artrópodos y considerados en el campo evolutivo como los artrópodos más antigüos. Aparecieron aproximadamente hace 500 millones de años. Ocupan prácticamente todos los ecosistemas de la tierra, y pueden encontrase en el agua, suelo y aire, en forma libre y como depredadores o parásitos; se estima que existen 10 millones de especies, de las cuales hay muchas que todavía no se descubren.

 

En el ámbito urbano se han infiltrado especies que en su momento llegan a ser plagas potenciales que dañan y perjudican al hombre y especies domésticas, como es el caso del ácaro del polvo Dermatophagoides spp, que es en la actualidad una de las especies más problemáticas en ambientes urbanos especialmente habitacionales, del cual se hablará un poco más adelante y la garrapata Ixodidae o dura Rhipicephalus sanguineus cuyo hospedero preferencial es el perro pero puede atacar a otras especies animales, succionando la sangre para su sobrevivencia y reproducción , así mismo tenemos las especies que causan sarna como el género Psoroptes spp y el género Sarcoptes scabiei causante de la sarna o picazón de los siete años formando túneles en la epidermis del humano y la hembra ovipositando en estas galerías. El ácaro Demodex folliculorum que vive en los folículos pilosos de la piel del humano generalmente no es un parásito de peligro, sin embargo en casos circunstanciales pueden causar serios problemas en la piel.

 

 

 

Las garrapatas que atacan al ganado como el genero Boophilus spp, han mermado fuertemente la producción ganadera, ya que al succionar la sangre de su hospedero propicia en este molestias, ansiedad, fomenta sitios para la inoculación de bacterias propiciando infecciones causando un debilitamiento general, en el caso infestaciones persistentes en vacas, disminuye considerablemente la producción de leche y carne.

 

Los géneros Argas y Dermanyssus atacan aves especialmente gallinas, sin embargo, cuando está presente la paloma urbana Columba livia en los sitios donde pernocta, estos ácaros llamados corucos de las palomas, generan gran cantidad de estos ectoparásitos, los cuales al entrar en contacto con las personas producen comezón, prurito, y otro tipo de alergias.

 

Algunas especies pueden transmitir patógenos al humano como la fiebre de las Montañas Rocallosas, cuya rikettsiosis es causada por Rickettsia rickettsi, en México es transmitida por dos especies de garrapatas Rhipicephalus y Amblyomma.

 

Existen acáridos que pueden atacar a las personas en circunstancias especiales, tal es el caso del ácaro Tyrophagus putrecentiae causante de la comezón del abarrotero, atacan a los que manejan quesos. La comezón de los panaderos es provocada por el ácaro Acarus sir. Estas dos últimas especies son plagas de productos almacenados. Otro caso es el del ácaro llamado la arañita roja Tetranychus urticae que ataca plantas ornamentales o cultivadas, se ha reportado que causa molestias en las personas que trabajan en los sitios donde hay infestaciones de este parásito.

 

El ácaro del polvo.

Como se podrá observar con los ejemplos mencionados anteriormente, este grupo de organismos tiene gran diversidad de tipos de vida, alimentación y habitats, sin embargo, desde el punto de vista Médico y Salud Pública el ácaro del polvo Dermatophagoides spp es el género más difundido a nivel mundial, México no está exento de su presencia el cual se encuentra diseminado en todo el territorio nacional. Este minúsculo artrópodo se puede encontrar en casas habitación, escuelas, oficinas y otros ambientes donde el hombre trabaja.

 

Clasificación:

La clasificación general del ácaro del polvo:

Phylum: Artropoda. (apéndices artículados)

Subphylum: Chelicerta (presentan quelíceros)

Clase: Acarida (incluye a los ácaros y garrapatas).

Genero: Dermatophagoides spp.

 

Morfología y fisiología general:

El cuerpo de estos artrópodos está integrado por el prosoma (parte anterior del cuerpo) y opistosoma (parte posterior del cuerpo). Estas dos estructuras no están diferencias debido a la pérdida de la segmentación. En el prosoma se localizan los quelíceros que en las especies parásitas son estructuras desgarradoras y perforadoras. Poseen 4 pares de patas en los estados adultos y en las formas larvarias 3 pares. No tienen ojos, pero pueden presentar ojos simples u ocelos. Pueden respirar por medio del sistema traqueal que se abren en aberturas en la superficie del cuerpo llamas estigmas, o absorber el oxígeno a través de la cutícula del cuerpo (como es el caso del ácaro del polvo). La reproducción es sexual y depositan huevos.

Presentan metamorfosis pasando por las fases de: huevo-larva-ninfa-adulto; otros pueden presentar otros estadios ninfales y el desarrollo es: huevo-larva-protoninfa-deutonionfa-tritononfa-adulto.

 

Biología y hábitos:

En general los ácaros son muy sensibles y susceptibles a las condiciones climáticas, variaciones en la humedad y temperatura modifican el desarrollo del ciclo de vida o simplemente no se desarrollan. Son fotofóbicos, y esta conducta provoca que estén en lugares oscuros. Presentan un sentido sensorial bien desarrollado por medio de cerdas o setas distribuidas en el cuerpo que les permite detectar estímulos ambientales.

 

El género Dermatophagoides spp incluye dos especies ampliamente distribuidas e importantes D. farinae y D. pteronyssinus. Estas especies no pican al humano ni succionan sangre. Estos pasan por las fases de huevo, larva, ninfa, protoninfa, tritoninfa y adulto, requiere de 25°C de temperatura y 75 a 80% de humedad relativa en un período de 25 días, temperaturas mayores o menores a estas afectan a las poblaciones de este ácaro disminuyendo. El ciclo de vida oscila entre 120 días a 15°C y 15 días a 35°C. D farinae soporta climas más secos de 55% H.R. con temperaturas de 20 a 25°C. Las hembras producen de 2 a 4 huevos diariamente durante 30 días promedio de vida reproductiva. El agua la obtienen del aire atmosférico, por lo que la humedad relativa alta es muy importante para su sobrevivencia, también la obtienen por medio de la ingesta de alimento, por la oxidación de los las grasas y carbohidratos, o por las glándulas subcoxales.

 

El alimento que ingieren es principalmente descamaciones (escamas de piel desprendidas) humanas, sin embargo, también pueden consumir, polen, esporas de microorganismos, micelios fungosos y bacterias.

 

Alergenos, manejo y control de los ácaros.

Las personas sensibles expuestas a los ácaros del polvo y sus alergenos desencadenan problemas desde sencillas dermatitis (problemas en la piel), afecciones respiratorias y hasta enfermedades crónicas como el asma.

 

Estos ácaros generan los alergenos derivados del cuerpo (ácaros muertos o sus exuvias), heces fecales de los mismos ácaros, saliva y otras secreciones derivadas del cuerpo.

 

El control de los problemas de alergenos está enfocado a tres aspectos:

  1. Minimizar o eliminar la presencia de ácaros vivos.

  2. Reducir los niveles de alergenos.

  3. Evitar la exposición de los pacientes a los alergenos.

 

Algunas medidas útiles que pueden ayudar a reducir y mejorar la vida de las personas sensibles a los alergenos por ácaros pueden incluirse las siguientes acciones:

 

  • Disminuir o eliminar objetos que contengan elementos textiles como alfombras, cortinas, muebles tapizados con tela y sustituirlos con materiales como madera, vinil, cuero, etc.; eliminación o lavado frecuente de muñecos de peluche.

 

  • Utilizar fundas impermeables anti-alergénicas para almohadas y colchones.

 

  • El aspirado con filtros de alta eficiencia (HEPA), ayuda a retirar en forma parcial alergenos y ácaros muertos, pero no ácaros vivos, pues estos se adhieren fuertemente a las fibras de las telas.

 

  • El lavado de ropa de cama a 55°C durante 10 minutos o más reduce la presencia de alergenos y ácaros, así como el lavado en seco reduce los ácaros vivos pero no los alergenos.

 

  • Adecuada ventilación de las áreas, considerando los sistemas de ventilación por medio de conductos y rejillas.

 

Las medidas como el uso de luz ultravioleta, desinfectantes, productos fungicidas y antimicrobiales no han mostrado en forma científica ser muy efectivos en la eliminación o reducción de poblaciones de ácaros o los alergenos.

 

Los sprays anti-alergénicos pueden reducir los alergenos aerotransportados, pero su efectividad es de tiempo limitado.

 

Uso de insecticidas/acaricidas:

 

Estos productos pueden ser aplicados en tratamientos sobre superficies o impregnados a las fibras de las telas que conforman las camas, muebles o alfambras. Los tratamientos matan los ácaros vivos pero no eliminan los alergenos.

 

Los productos acaricidas que han demostrado se efectivos son el benzoato de bencilo y piretroides como la permetrina; el uso del ácido tánico mezclado con algún acaricida da mejores resultados y reduce la presencia de alergenos.

 

Los acaricidas que se manejen deberán tener la especificación en la etiqueta para combatir los ácaros, ser usados con sumo cuidado, minimizar el contacto del producto con la gente durante los tratamientos y aplicar en sitios que no estén en contacto con las personas sensibles. Algunas personas pueden ser alérgicos a los insecticidas/acaricidas, por ello se debe tener cuidado en el uso de estos productos.

 

 

El manejo de las infestaciones por ácaros del polvo, deben estar encaminadas a un programa integral con la ayuda de las acciones mencionadas anteriormente y sólo en casos necesarios aplicar tratamientos insecticidas/acaricidas.

 

Artículos Relacionados

Bayer

Traducir

Spanish English French German Italian Portuguese Russian

Revista TecnoAgro

Vísitas Totales

5.png0.png0.png7.png2.png1.png
Hoy22
Ayer70
Esta Semana180
El Mes1447

2
En linea

Acueducto de Xalpa #119, Col. Vista del Valle, C.P. 53296, Naucalpan, Edo. de México Tel. (55) 5360 4021 y (55) 5363 7753.

Sitio Desarrollado en Chicoloapan por Painallihost
DMC Firewall is developed by Dean Marshall Consultancy Ltd